Apoyada por unanimidad la inclusión de la Podología en el Sistema de Salud de Asturias

Apoyada por unanimidad la inclusión de la Podología en el Sistema de Salud de Asturias
  • Todos los grupos parlamentarios han dado su apoyo a la moción presentada el 07 de Abril de 2017, en el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias, Día Mundial de la Salud, un día histórico para la Podología asturiana, ¡Asturias Pisa Fuerte!

Todos los grupos políticos han defendido la moción para que el Servicio de Salud Asturiano incluya la Podología entre sus servicios hoy mismo en el Pleno del Consejo de la Junta General del Principado. Un apoyo unánime a la figura que el podólogo debe tener en la sanidad pública.

La moción fue promovida por el grupo parlamentario Popular, encabezado por Mercedes Fernández, y en concreto por su portavoz de Sanidad, Carlos Suárez. Desde el Colegio Oficial de Podólogos de Asturias queremos agradecerles su apoyo y cumplimiento de programa electoral, y por supuesto, su defensa de la Podología. De igual manera, agradecemos el gran apoyo y defensa de nuestra especialidad al resto de grupos parlamentarios – Foro, Izquierda Unida, Ciudadanos, Podemos y PSOE – así como por su voto unánime para la inclusión de los servicios podológicos en el Sistema de Salud Asturiano.

¿Qué beneficios aporta la inclusión de la podología en el Sistema de Salud Asturiano?

  • Atención integral en la salud del pie. La inclusión de los podólogos en el Sistema Nacional de Salud aseguraría un servicio completo para el paciente, tanto en la medicina curativa como la preventiva. Un diagnóstico completo por parte de un especialista.
  • Competencias completas. Dentro del Sistema, el podólogo profesional podría desarrollar competencias completas: diagnóstico, exploración, tratamiento, participación en unidades de pie diabético y en equipos quirúrgicos. Favoreciendo así tanto el servicio a los pacientes como el desarrollo profesional de los podólogos.
  • Estancias hospitalarias. Un profesional capaz de detectar síntomas y patologías de los pies evitaría el re-ingreso por patologías mal tratadas. Afectaría positivamente a la duración de las estancias hospitalarias y las curas de cualquier patología del pie.
  • Descongestión de las listas de espera. Un podólogo en Atención Primaria, filtrando patologías del pie, de tipo traumatológicas o dermatológicas, por ejemplo, ayudaría a descongestionar la lista de espera de los especialistas evitando las derivaciones.
  • Ahorro económico. Eso por no hablar del ahorro económico a largo plazo para la Administración Pública, derivada de la reducción de tiempos de curación, hospitalización, descongestión de otros especialistas y disminución de gasto farmacéutico.
  • Menos amputaciones. Además, se ha demostrado que la inclusión de Podólogos en el Sistema de Salud evita amputaciones, con un doble matiz positivo: el bienestar del paciente y la disminución del impacto económico sobre las arcas públicas. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, un tratamiento y atención básica del pie diabético podría permitir prevenir hasta un 80 por ciento de los casos de amputaciones.